¿Por qué Florrenace? El Renacer de Flor

¿Por qué Florrenace? El Renacer de Flor

¿Por qué Florrenace? El Renacer de Flor

En verdad, mi vida y mi negocio están repletos de simbolismos. Y el nombre Florrenace no es la excepción.

Cuando iba a iniciar salita de 3 del jardín, la secretaria se dio cuenta que el nombre que aparecía en mi documento de identidad no se correspondía con el que mis papás le habían dado a ella.

Así fue como se enteraron de que todo este tiempo el nombre que aparecía en mi DNI era Soledad Romina Prioletta. Curiosamente, Soledad era el segundo nombre de mi hermana, lo que derivó en las sospechas de que cuando mi papá fue a anotarme al registro civil, se había confundido de nombre. Ya hoy en día, una simple anécdota.

Ante esta tremenda novedad, mis papás intentaron actualizar mi documento, pero en ese momento el tomo donde había sido anotada ya se había cerrado, lo que indicaba que ya no era posible cambiar el nombre. Dada esa situación, mis padres no tuvieron mejor idea que “adaptarse” a lo que suponía el “sistema” y decidieron llamarme Romina en vez de Florencia. En ese simple acto se materializó el sepultamiento de una “Florcita” incomprendida y vulnerable que no iba a resurgir hasta muchísimos años más tarde.

Con el paso del tiempo, esta historia pasó a ser una anécdota familiar, un poco ridícula y un poco graciosa, con lo cual yo crecí internalizando la idea de que eso que había sucedido no “era la gran cosa”. Incluso, llegué a olvidarme de esta historia. Pero todo cambió cuando me vine Australia. Básicamente yo digo que Australia marcó un antes y un después en mi vida por muchísimas razones.

Mi despertar no sucedió hasta mis 29 años, y esa niña sepultada todas esas décadas comenzó a resurgir lentamente en imágenes que me venían a la mente, recuerdos de esa historia y, sobre todo, en una caída de conciencia de reconocer que eso realmente me había afectado, aunque aún no podía distinguir la profundidad del daño causado.

De pronto me impresioné de cómo nunca me lo había cuestionado, habiendo incluso estudiado psicología en la facultad, comprendiendo la importancia del nombre en la construcción de la identidad de un niño.

Yo misma sostuve por años el proceso de alfabetización de mis alumnos partiendo de la lectura y escritura de sus nombres, por la carga afectiva que eso tenía al momento de desarrollar la lectoescritura.

Increíblemente, nunca había pensado en ello hasta ese momento. Y no es casualidad, pues, había vivido una vida en automático, completamente desconectada de mi ser.

Desarrollando todo este proceso de evolución, fue que opté por reconocerme como Florencia Romina, aunque no hice ningún cambio de DNI, ya que “Soledad” también cumplió un rol importante en todo esto. Simplemente fue poner cada cosa en su sitio.

En Florrenace confluyen perfectamente mi propio proceso de renacimiento y la misión de mi alma y mi negocio. Todos somos una semilla que fue plantada en esta maravillosa Madre Tierra. Somos como la flor, poco a poco nos desarrollamos fuera de nuestra cáscara, sentamos nuestras raíces, las cuales nos mantendrán bien fijos y anclados en nuestro ser.

¿Hablamos?

Romina Prioletta

+61 481 981 538

Email

florrenace@rominaprioletta.com

Artículos del blog

MASTERCLASS GRATUITA

ACCEDE A LA MASTERCLASS

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad